5 trucos para acelerar el metabolismo y bajar de peso

04 Oct 2016

Fitness 3 body¿Sabes a qué se refieren cuando se habla de metabolismo basal? ¿No? ¡Te vas a sorprender! El metabolismo basal no es otra cosa más que la cantidad de energía -mínima, por cierto- que utiliza tu cuerpo para desarrollar todas sus funciones básicas cuando estás en reposo. Entonces, si podemos aumentar la cantidad de energía que gastamos aun cuando estemos en reposo, tendremos comoresultado continuar bajando de peso inclusive al descansar y no sólo mientras hacemos ejercicio. ¿Suena bastante interesante, verdad?

¿Cómo poner esto en práctica? Sencillo: si sigues estas recomendaciones -cinco trucos, los llamo yo- podrás activar e incluso acelerar tu metabolismo durante todo el día y en especial al descansar o al irte a dormir y, por consiguiente, poco a poco recuperar tu peso ideal:

1. Prefiere agua fría

Consume el agua que bebes durante el día de fresca a fría: de este modo, tu cuerpo va a emplear más energía de la acostumbrada al buscar calentarla y dejarla a la temperatura de tu organismo; ahí comienza la aceleración de tu metabolismo.

Algunas personas recomiendan beber té verde; sin embargo, no hay ningún dato fidedigno que asegure que el té funcione realmente, aún así, no pierdes mucho con intentarlo.

2. Consume picante

Al consumir picante -sin abusar, por supuesto- u otras especias, tu cuerpo gasta más cantidades de energía, pues comienza a sudar para refrescar el organismo, ya que el picante es un alimento termo genético y aumenta considerablemente la temperatura del cuerpo.

Sudar es muy bueno, así que ahora piensa en todas las actividades que te hacen sudar y procura realizarlas.

3. Come más veces al día…

…¡Pero con sabiduría! Tomar tres alimentos y dos colaciones durante el día mantendrá a tu cuerpo en constante trabajo y, por lo tanto, gastará más calorías. Toma porciones pequeñas de semillas o proteínas, ensaladas o alguna fruta con poca azúcar -¡nunca frituras-! y comenzarás a ver resultados en tu ropa: te va a comenzar a quedar mucho mejor, lucirás bien y tú te sentirás de maravilla.

No descartes la idea de visitar a tu nutriólogo y pedirle el mejor plan de alimentación según tu edad, peso y ritmo de trabajo.

4. Duerme con pocas cobijas

Mantenerte fresco o con un poco de frío obliga a tu cuerpo a gastar combustible calentándose, mas no exageres y pongas en riesgo tu salud, nada más haz trabajar un poco más a tu cuerpo para que gaste la energía acumulada y convertida en grasa.

Toma un poco de agua antes de ir a dormir o una taza de té de jengibre, un anti-inflamatorio natural que te ayudará a descansar mejor.

5. Haz caminatas fuertes, y detente…

…Por ejemplo, en tu oficina: sube las escaleras lo más rápido que puedas y al llegar al piso deseado, camina a un ritmo tranquilo. Más tarde, vuelve a usar las escaleras con energía y luego camina. También puedes acelerar el paso mientras caminas, esto aumenta el latir del corazón un poco y luego disminuye el ritmo. Hacer esto te mantendrá activo y la energía que emplearás será mucho mayor de la que usas normalmente.

Dependiendo de tu condición física, haz lo siguiente: camina un poco y luego corre algunos tramos, vuelve a caminar y de nuevo corre un poco más fuerte que la primera vez, detente y otra vez a caminar; si haces esto durante 30 o 40 minutos al día, tu cuerpo continuará gastando energía aún cuando te encuentres en reposo.

Bajar de peso es un proceso, piensa solamente cuánto tiempo te tomó adquirir el sobrepeso y luego date por lo menos el mismo tiempo para bajarlo. No busques “soluciones milagro” que te prometan perder peso rápidamente o con poco esfuerzo, normalmente eso, a la larga, resulta muy peligroso, costoso y puede traerte serias consecuencias en tu salud.

Probióticos, nueva arma para perder peso

21 Sep 2016

Fitness 5644633
Diferentes estudios con probióticos sugieren que estos tendrían una serie de beneficios potenciales para la flora intestinal, facilitar la digestión y evitar el estreñimiento, pero sus bondades serían mayores. De acuerdo con un estudio de la Universidad Laval de Quebec, Canadá el consumo de cierto tipo de probióticos ayuda a las mujeres a perder peso y no recuperarlo.

En la investigación se buscaba determinar si el consumo de probióticos podría ayudar a restablecer el equilibrio de la microbiota intestinal en favor de las bacterias que promueven un peso saludable y para ello, los investigadores reclutaron a 125 hombres y mujeres con sobrepeso.

Los participantes fueron sometidos a una dieta de pérdida de peso de 12 semanas y un segundo período de 12 semanas dirigido a mantener el peso corporal. Durante el periodo de la prueba, la mitad de los participantes ingirieron 2 píldoras diarias que contenían un probiótico de la familia Lactobacillus rhamnosus, y la otra mitad recibió un placebo.

Impacto positivo

De acuerdo con los resultados publicado en el British Journal of Nutrition, los participantes hombres de ambos grupos no mostraron diferencias en la pérdida de peso, sin embargo, entre las mujeres del grupo de tomó los probióticos la pérdida promedio de peso fue de 9 libras (4.5 kilos aproximadamente) y 5 libras (2.6 kilos) en el grupo placebo.

Al finalizar el período de mantenimiento de 12 semanas, se halló que las mujeres en el grupo placebo se habían mantenido estables, pero el grupo de probióticos siguió perdiendo peso, para un total de 11 libras (5.2 kg) por persona, es decir, las participantes que consumieron los probióticos perdieron el doble de peso durante el período de 24 semanas del estudio.

Además, los investigadores también observaron una disminución en la hormona leptina reguladora del apetito en ese grupo y una concentración inferior de las bacterias intestinales relacionadas con la obesidad.

Los autores de la investigación resaltaron que los beneficios de estas bacterias probióticas mostraron tener más probabilidades de éxito en la pérdida de pesos, en un contexto nutricional favorable que promueva el bajo contenido de grasa y la ingesta adecuada de fibra.

¿Qué son los probióticos?

Son microbios “buenos” que se pueden ingerir para ayudar a combatir algunas enfermedades, y que se utilizan como bacterias “beneficiosas”, según indican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés). Uno de los más conocidos y utilizados es el Lactobacillus acidophilus.

En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) clasifica los probióticos como suplementos alimentarios por lo que no está regulada su pureza, viabilidad o eficacia.

¿Qué son el sobrepeso y la obesidad?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos.

De acuerdo con la OMS, el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Además, el 44% de la carga de diabetes, el 23% de la carga de cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.